EN QUE CONSISTE LA GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA?

La gimnasia abdominal hipopresiva es una técnica  que consiste en un conjunto ordenado de ejercicios posturales y movimientos rítmicos y secuenciales. Se realizan adoptando diferentes posiciones o realizando determinados movimientos con unas pautas concretas de ejecución que facilitan y acentúan el efecto Hipopresivo (reducción de la presión intrabdominal).




Objetivos de la técnica hipopresiva:

El principal objetivo es reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales, pero también tiene multitud de aplicaciones y beneficios ya que entre otros, los ejercicios hipopresivos son una excelente prevención a todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, crurales, vaginales..), regulan los parámetros respiratorio, previenen la incontinencia urinaria,  aumentan y regulan los factores vascularizantes, siendo eficaz en prevenir y solucionar edemas y piernas pesadas, previenen lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general, proporcionan una eficaz protección lumbo-pélvica y como todo ejercicio físico, sobre todo proporcionan bienestar y placer.

En definitiva, los ejercicios hipopresivos aportan importantes beneficios a nuestra salud.

Beneficios:

Uno de los beneficios que más llama la atención es la mejora estética.
Una faja abdominal tónica logra que la musculatura de esta zona esté activada sin que la persona tenga que pensar en ello. Con los ejercicios hipopresivos se disminuye considerablemente el perímetro de la cintura.
Disminución de los síntomas de la incontinencia urinaria de esfuerzo, hemorroides, estreñimiento y gases, prevención y recuperación del suelo pélvico femenino, mejora de la capacidad respiratoria y de la resistencia… entre otros.

Casos en los que esta indicada:

-En la recuperación post-parto, una vez pasada la cuarentena, para tonificar la musculatura, activar los tejidos de contención y sustentación (fascias, ligamentos y tendones que sujetan las vísceras), y así mejorar la posición visceral. Todo esto nos interesa porque tras el embarazo y el parto hay una pérdida de fuerza muscular y un desequilibrio visceral. Por lo que hay riesgo de prolapsos, ya que los tejidos aún están distendidos y débiles, y pueden ceder ante esfuerzos, o simplemente por la propia gravedad. Así, y aunque os encontréis bien, no tengáis pérdidas de orina ni ningún otro síntoma…es muy importante que os cuidéis haciendo un buen post-parto, para evitar problemas a corto y medio plazo.
 – Cuando ya hay un prolapso de grado I o de grado II, esto significa que alguna víscera ha perdido su posición fisiológica y cae ligeramente. Estos prolapsos son una de las causas de incontinencia de orina. En un grado III, la solución suele ser la cirugía, por eso es importante detectar un prolapso a tiempo.
 – Ante la menopausia para tonificar la musculatura, preferiblemente como prevención, antes de que el cambio hormonal nos debilite la musculatura, otro de los factores causantes de incontinencia. Si la menopausia ya ha pasado, también se pueden hacer estos ejercicios…¡más vale tarde que nunca!
 – En casos de incontinencia de orina, gases o heces, deberíamos primero valorar la causa principal de esta incontinencia y ponerle la solución adecuada, pero seguro que una de las pautas será practicar la Gimnasia Abdominal Hipopresiva.
 -Para tonificar el abdomen y definir la cintura sin perjudicar ni el suelo pélvico, ni la espalda, así que también está indicada para personas con problemas de espalda y cervicales.
 – Para mejorar la postura corporal, ya que al tonificar el abdomen, nuestra postura es más correcta.

Entradas populares